close
Las cinco peores formas de morir

Vamos a analizar cuales son las cinco peores formas de morir en este post. Vamos a ver cada una de ellas en su orden de mayor a menor con algunos datos médicos que justifican este ranking. Seguro que en otro de los post que pongamos iremos a hablar de las cinco peores muertes conocidas, que es algo muy diferente.

Creo que si analizamos este contenido, el primer tipo de muerte, la mas dolorosa, la peor, nadie se lo imaginaria. Por lo menos yo en la vida me lo imaginaria, para mi otro tipo de muertes me dan pánico en comparación con este que comentamos.

Vamos al grano con nuestro Top 5 de las peores formas de morir.
Decapitado

Si eres fan de las películas de acción o incluso de series en las que esta forma de morir es algo habitual como con Juego de Tronos, seguro que te haces una idea de los tipos de muerte por decapitación que hay. La famosa Guillotina o algo mas rudimentario como un hacha, pasando por la animalada de la espada. Da igual, porque si nos cortan la cabeza, nada nos librará de sufrir dos segundos de dolor extremo. La cuchilla cercena los huesos que unen la cabeza al cuerpo, y eso, según explicó el forense Harold Hillman en New Scientist: “Tiene que causar un gran dolor”.




Sediento

Ya que el exceso de alcohol causa una ligera deshidratación, podemos imaginar que morir de sed provoca un dolor de cabeza cien veces superior al de la peor resaca que recordemos. Porque, debido a la falta de agua, el cuerpo se nutre del líquido cefalorraquídeo del cerebro, y por tanto, lo seca. Además, tras dos días sin beber, dejamos de orinar y los riñones se hinchan como un globo, lo que causa un dolor similar a una puñalada; los ojos se secan y endurecen como si fueran de cristal. La agonía dura de tres a siete días. Vamos, imagínate irte al desierto, perderte y no encontrar un Oasis… a parte de lo morenito que te ibas a poner, ya sabes lo que te esperaba.

Ahogado

Aunque muramos en el mar, puede que nuestros pulmones sigan estando secos. ¿Por qué? Gracias a la laringe, cuyos espasmos impiden el paso del agua al aparato respiratorio. Pero ni eso nos salvará… El agua anegará el estómago, y la falta de oxígeno hará que se nos amorate el rostro y que el cerebro sufra un coma mortal en unos minutos. Vamos una muerte que tiene que dar una gracia, no solo la agonía sino madre mía que estrés.

Quemado

¿Qué podemos hacer si el fuego nos rodea? Esperar un milagro, porque en solo unos segundos las llamas prenderán nuestros cabellos e irán consumiendo, por este orden, las manos, los hombros, el pecho y la cara; aunque no veremos cómo nuestro cuerpo se calcina, ya que los glóbulos oculares estallarán al contacto con el fuego. Se estima que el dolor es mil veces superior al que se siente al poner la mano sobre una sartén al rojo, y dura diez minutos, los que tardan las llamas en achicharrar los nervios. Pero, probablemente, moriremos antes por las gravisimas heridas. Solo imaginarlo ya me pone de los nervios. Me acuerdo de la época que quemaban las Brujas y tanto pobre hombre, mujer y niño que ha debido pasar por esto.

Asfixiado

Un hueso de pollo atascado en las vías respiratorias, o las manos de un estrangulador alrededor de nuestro cuello, provocan la hipoxia, que es la falta del suministro necesario de oxígeno a los tejidos y al cerebro. Las células sanguíneas, desoxigenadas, pierden su color rojizo y adquieren un tono morado que se refleja en la piel. La víctima pierde la consciencia en pocos minutos, y muere de un paro cardíaco. Hombre esta muerte suena mucho mejor que las anteriores, vamos que si hay que elegir entre todas ellas, pues me la pido. Pero prefiero relajadito en mi cama dormido y sin enterarme de nada.

Tags : formas de morirHarold Hillmanmuertetop muertes
rodeznera

The author rodeznera

Leave a Response